martes, 11 de marzo de 2014

SOLOMILLO DE CERDO AL HORNO RELLENO DE ROQUEFORT Y NUECES





Hola a tod@s!! Llevo ya unas cuantas recetas dulces, y ya toca una saladita no???. Esta vez he optado por hacer un solomillo de cerdo, una carne que en casa gusta mucho. Se puede rellenar de lo queráis, yo usé lo que tenía , pero se puede hacer con ciruelas pasas por ejemplo, piñones... en fin esta carne es muy agradecida. Por cierto, ¿veis las caléndulas que están detrás del solomillo en la primera foto?? Pues las recogimos esa misma mañana mientras dábamos un paseo y sin darme cuenta tuve que coger las que más hormigas tenían porque empezaron a pegarme bocados en la barriga que todavía estoy pegando saltos... ayyyyy. Y el solomillo tenía que haber quedado con una salsita maravillosa y rica, rica, pero al abrir el horno para sacarlo se me cayó toda, y encima a mi mano... siii, aún me escuece al acordarme (afortunadamente me eché agua fría y no pasó nada). En fin todo esto es para contaros que tuve una mañana movidita, pero la cervecita que también pongo en la foto, bien fresquita, hizo que me recompusiera... Bueno, y también la buena compañía :D

- Un solomillo de cerdo
- Unas lonchas de bacón
- Unas nueces ( 9 ó 10)
- Queso roquefort (unos 150gr)
- Un chorrito de nata (o leche)
- 1/2 vasito de vino blanco
- 1/2 vasito de caldo ( o agua en su defecto)
- Sal
- Pimienta
- Aceite de Oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN:

Lo primero que haremos será abrir el solomillo para rellenarlo, para ello lo partiremos a lo largo con un cuchillo, pero sin llegar al final y luego en ambos extremos haremos lo mismo, para que se nos quede listo para rellenar, en ésta página se explica muy bien. Ahora salpimentamos y preparamos el relleno. Limpiamos las nueces y en un mortero las machacamos, a continuación y con un tenedor aplastamos el queso hasta hacer una especie de papilla a la que echaremos las nueces y mezclamos. Como quedará muy espesa le echamos una chorrito de nata o leche para que quede más manejable, aunque esto va en gustos. Extendemos la mezcla por todo el solomillo y cerramos. Ponemos una sartén a calentar con un poco de aceite de oliva y lo doramos por todos lados. Ponemos el bacón estirado en una tabla y colocamos el solomillo encima, lo envolvemos bien y  lo sujetamos con hilo de embridar o directamente con unos palillos. Lo ponemos en una fuente de horno y echamos por encima el medio vasito de vino y el medio de caldo. Metemos al horno precalentado a 200º unos 20 minutos, esto depende de cada horno, Para mi gusto este quedó un poco seco pero porque lo hice en dos veces y además, este horno no lo conozco todavía muy bien ;), para que quede jugosito ir vigilándolo eh??. A la mitad de la cocción se le dará la vuelta para que quede bien doradito y listo!! Sólo queda servir y acompañar con la salsa (sino la tiráis como yo)

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!! UN BESO!!