miércoles, 22 de abril de 2015

ENSALADA DE PIMIENTOS ASADOS. #RETO COLOR Y SABOR DE TEMPORADA




Hola a tod@s!! tengo el blog abandonaíto, pero es que me falta tiempo, eso sí, el reto Color y Sabor de Temporada, que propuso Postres Originales no me lo quiero perder. Este mes teníamos que optar por Pimientos o limones, en principio había elegido una tarta mousse de limón, pero se "filtró" jejeje que había muy pocas de pimientos y entonces decidí que elegiría la ensalada de pimientos que se ha hecho den casa de toda la vida. Es una ensalada normal, la única diferencia es la manera de "cortar" los pimientos. Pongo cortar entre comillas porque en este caso no se cortan, sino que se hacen unos finos hilillos de pimiento con las manos, con el cuchillo os aseguro que no salen tan finos. Cada vez que se asan pimientos en mi casa, sé que luego voy a ver a mi madre sentada en la masa y haciendo la ensalada. Es muy laborioso, sí, pero os aseguro que merece la pena, en casa nos encanta y ya no nos gustan las ensaladas con los pimientos más gordos, serán costumbres :D. Eso sí, hay que elegir los pimientos con la carne más fina, son alargados y más finos, los llamados italianos o choriceros (aquí los usamos mucho para secar). Vamos a ver la ensalada??

INGREDIENTES:

- Pimientos rojos italianos
- Aceite de Oliva Virgen Extra
- Sal al gusto
- Cebolleta, atún, huevo, etc (opcional)

ELABORACIÓN:

   Lo primero que tenemos que hacer es encender el horno, yo lo pongo a unos 160-170º. Extendemos los pimientos (lavados, claro) en la bandeja del horno (si le ponemos papel de horno o de aluminio, nos evitará mucho fregoteo), les echamos un buen chorreón de aceite de oliva y los metemos al horno hasta que estén hechos, sobre una hora. Una vez asados, se sacan del horno y se tapan con un trapo bien limpio, esto hace que suden y la piel se eliminará casi sola. Una vez fríos se les quita la piel, pepitas, y todas las impurezas que tengan y nos disponemos a hacer los finos hilitos con las manos, tirando pequeños pellizcos y estirando . Esto es muy laborioso, se puede hacer con un cuchillo, pero el resultado no es el mismo, pero reconozco que hay que tener mucha paciencia para hacer hilillos todos los pimientos, mi madre lo hace mientras ve la novela del mediodía jejeje.
   Una vez terminados todos lo pimientos se salan y se echa un generoso chorro de Aceite de Oliva Virgen Extra. A mi padre por ejemplo le gusta así, sin más, con un buen trozo de pan recién hecho, una delicia. Pero yo suelo acompañarlo con cebolleta cruda cortada muy fina, atún y huevo y así tenemos un plato muy completito.

   ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!