lunes, 15 de febrero de 2016

HAMBURGUESAS DE ROMANESCO








 
Como mola el romanesco!!! es que es tan bonito y perfecto. El romanesco es un híbrido entre el brécol y la coliflor. Tiene muchas propiedades, entre ellas que es rico en vitamina C, fibra, ácido fólico etc. Es bastante menos flatulento que su hermana la coliflor, cosa que se agradece, por lo que las digestiones serán más suaves.
   Y qué tiene que ver el romanesco con números?? pues sí, la verdad es que el origen de las matemáticas están en la naturaleza. La tenemos por todos lados!! Fibonacci fue el descubridor de lo que se llama, sucesión Fibonacci o secuencia áurea que es una sucesión de números de ésta forma: 1,1,2,3,5,8,13,21,34,55,89  es decir, los primeros números son dos 1 y a partir de ahí el siguiente es el resultado de la suma de los dos anteriores. Y ésta relación de números está por mucho más sitios de los que pensamos y tiene forma de espiral; está en nuestro romanesco, está en las pipas de girasol, en la alcachofa, en algunas conchas, etc

Precioso verdad??? Pues además de mirar embobados a nuestro romanesco, la podemos cocinar, al vapor, cocida, salteada con ajitos y pimentón, como queráis. Pero cuando la compré, en el Ecomercado de Granada que se hace el último Sábado de cada mes, el comprador me dijo que probara a hacer hamburguesas con ellas y la verdad que están muy buenas y las peques de la casa  pusieron menos reparos en comerla. Vamos con la receta?? Vamos!!

INGREDIENTES:

- Unos gajos de Romanesco
- Un huevo
- Pan rallado
- harina
- Queso rallado
- Sal

ELABORACIÓN:

   El chico que me lo vendió dijo que él lo hacía crudo, rallado y ya mezclaba todos los ingredientes, yo he probado a hacerlo así y cocido y de sabor me gustaron los dos, pero como yo no tengo un procesador de alimentos y era rallado con un rallador casero, creo que se desperdicia más cantidad al hacerlo cocido. Por lo que podéis hacer como más os guste. Si optáis por cocerlo, lo podéis hacer al vapor o directamente en un poco de agua con sal unos minutos, yo la dejé bastante al dente. Una vez que está apartado se machaca con un tenedor (si es cruda obviamente no hace falta) se echa un huevo batido, se sala un poco y se añade queso rallado (yo usé manchego) al gusto. Ahora se va echando harina y pan rallado a partes iguales hasta obtener una pasta manejable. Se hacen bolitas y con las manos enharinadas se aplastan para hacer la forma de unas hamburguesas. Y listas, se pueden hacer a la plancha o fritas, según os guste más y acompañadas de una ensalada es una cena de lujo. 

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!

4 comentarios:

  1. Nunca lo he probado, así que no puedo imaginar su sabor. Pero intuyo que debe estar delicioso así que tendré que comprarlo. Ya te contaré. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sabor es parecido al brócoli, pero más suave.A mí me ha gustado mucho

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Hola!! tiene que estar de muerte, a mi me gusta y mucho, y super sano, un beso!

    ResponderEliminar