martes, 5 de abril de 2016

PANECILLOS CON MASA MADRE DE CARME RUSCADELLA #RETOCOOKINGTHECHEF







Hola!! Hoy os traigo dos recetas, SAKRÍA y estos panecillos (y una pizza) que hice con la masa madre de Carme Ruscadella. Todo esto, por el reto Cooking The Chef, y este mes, que tocaba un Chef nacional, le ha tocado a la gran Carme Ruscadella. No me voy a extender mucho sobre ella, porque he contado algo más en el post de la SAKRÍA (que rica, ayyy). De la masa madre os diré que la voy a hacer muuuchas veces!! Es muy rápida y el resultado nos ha gustado mucho. Da unos panecillos muy esponjosos, con un gran sabor y que cunde mucho. Yo he hecho, en varios días diferentes, panecillos con queso, panecillos con sal y aceite (salaíllas, vamos) y otro día una pizza que cundió bastante. No tengo foto de la masa madre, con tanta cosa en la cabeza se me olvidó, jeje, pero como pienso hacerla más veces, ya os pondré una foto de la mía. Aquí os dejo la que hace Carme.



INGREDIENTES:

- 30 g de leche tibia
- 15 g de levadura fresca de panadera (yo 2 g de la seca)
- 30 g de azúcar
- 250 g de harina de trigo "fuerte" (de fuerza)
- 200 g de harina de trigo "floja" (de la normal)
- 250g de agua mineral
- 11 g de sal
- 5 g de Aceite de Oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN:

   Lo primero que haremos, si usas la levadura fresca, es deshacer la levadura con la leche tibia y el azúcar. Mezclas las harinas (si usas levadura seca, la incorporas ahora), echas el agua, y la sal, removemos con una espátula y echamos la mezcla del azúcar y la leche. Amasamos todo junto durante dos minutos y lo reservamos en un bol amplio, tapado con un trapo (mejor de algodón) en un sitio seco, cálido y sin corrientes. Lo deJamos durante unos 60 minutos, o hasta que veamos que duplica su tamaño (esto varía según la estación y la temperatura, humedad, etc). Pasado este tiempo veremos como ha crecido y está esponjoso. La cogemos con cuidado y amasamos suavemente para quitarle el aire (si está muy pegajosa, podemos echarnos un poco de harina en las manos, pero muy poca, será suficiente. Dividimos la masa en cuatro partes y las que no usemos, las guardamos en el frigorífico envueltas en papel film.
   Yo el primer día cogí uno de los cuartos de masa y los dividí en cuatro trozos y los aplasté formando 4 panecillos, los rocié con aceite de oliva, les puse queso manchego y orégano y al horno, precalentado a 190º  hasta que se doren, unos 8-10 minutos. Hacer la masa finita, porque sube en el horno
   El segundo día volví a hacer panecillos, pero esta vez sólo le eché aceite de oliva y granos de sal gorda.

   Y el tercer día cogí la masa que me quedaba (la mitad de la que me salió en un principio) la estiré en forma rectangular, le eché salsa de tomate casera, carne picada (ya frita, que me sobró de unos macarrones), queso rallado manchego y orégano. Salió una pizza espectacular con una masa gordita, y esponjosa... Una maravilla que pienso repetir muchas veces.

   para ver las maravillas que han hecho mis compis, pincha Aquí

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!!

SAKRÍA (SAKE, CAVA Y FRESAS) DE CARME RUSCADELLA #RETOCOOKINGTHECHEF









Hola a tod@s!!! Hoy es día 5 y nos toca el reto Cooking the chef (si queréis saber más del reto, pinchad Aquí .Con este reto estoy aprendiendo mucho, porque consiste en que cada mes se elige un gran chef, alternando extranjeros con nacionales. El mes pasado nos tocó a Ching-He-Huang (para ver la receta que elegí, pincha Aquí), por lo que este mes nos tocaba una chef nacional. Digo la Chef, porque la elegida es Carme Ruscadella, una de mis preferidas, porque siempre que la he visto me ha caído muy bien. Ella empezó siendo charcutera, en el negocio familiar, y poco a poco se fue abriendo a nuevas experiencias hasta el punto de ser la única mujer en el mundo con 7 estrellas Michelín, repartidas entre sus restaurantes. Su cocina está basada en la cocina tradicional catalana, pero dándole un toque modernista. Abrió un restaurante, el Sant Pau, en Tokio, y descubrió una cocina que le encanta, la japonesa y se nota, porque le da a muchos de sus platos un toque orienta, con ingredientes de allí. Un ejemplo es ésta SAKRÍA, supongo que será una mezcla de sake y sangría, aunque no lleva vino tinto, sino Cava rosado y fresas, que le dan un sabor rico y fresco. A mí me ha encantado, se sube eh??? Pero fresquito es que entra muy bien!!! De hecho me ha sobrado media botella de sake (1/2 litro a 10€.. se pasaba un poco de mi presupuesto, pero un día es un día) y pienso repetirlo ya mismo.
  No es la única receta de Carme que me he traído, también me traje la masa madre, que se hace muy rápido y cunde bastante, si queréis ver lo que hice, pinchad


INGREDIENTES:

- 200 g de fresones o fresas
- 150 ml de sake fresco
- 750 ml de cava rosado fresco
- 10 g de azúcar moreno
- Una ramita de menta fresca

ELABORACIÓN:

   Carme, te explica dos preparaciones diferentes, una en casa, y la otra, una elaboración profesional, envasando al vacío y demás y se dejaba macerando unos 4 días. En la elaboración casera, tan sólo había que dejar macerando los fresones unos 90 minutos con el azúcar y punto. Yo he hecho una mezcla de las dos.
   Lo primero que vamos a hacer es lavar y cortar unos 100 g de  fresas a cuartos y ponerlas en un bol con el azúcar y un poco de agua mineral (unos 20 ml), lo dejamos macerar toda la noche. Al día siguiente, escurrimos el jugo resultante y lo mezclamos con el sake fresco. En un decantador (que yo no tenía, lo puse en una botella) se ponen los otros 100 g de fresas cortadas a cuartos junto a la ramita de menta. Se vuelca despacito el cava y a continuación la mezcla de sake y el jugo, se echan unos hielos y listo para tomar... que rico!!! A disfrutar de algo tan sencillito y delicioso!!

   Para ver las recetas de mis compis... pincha Aquí

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!!