miércoles, 19 de abril de 2017

BRIOUATS DE POLLO






Este plato lo conocí el otro día, no lo había ni oído. Pero fuimos a comer a un sitio que me encanta " El Puente" en la salida de Dúrcal, en verano es fresquito porque está al lado del río, y en invierno muy acogedor con su chimenea. Pero lo mejor (además del trato) es su comida, no os dejará indiferente. Pedimos los briouats de pollo y los de espinacas y queso, los dos riquísimos. Me gustaron tanto que quise probar a hacerlos en casa y quedaron geniales, gustaron a todos. La receta la cogí de Aquí, cambiando muy poco. Sin más,  os dejo con la receta.

INGREDIENTES:

- Pasta filo ( o brick)
- Dos pechugas de pollo
- Dos cebollas medianas
- Tres dientes de ajo
- Una cucharada de canela molida
- Una cucharada de pimienta negra molida
- Una cucharadita de cominos molidos
- Una cucharada de ras el Hanout
- Una cucharadita de jengibre
- Una cucharada de cúrcuma
- Un manojo de perejil  (como 4-5 cucharadas ya picado)
- Dos huevos
- Mantequilla
- Sal
- Aceite de Oliva Virgen Extra
- Azúcar glass y miel de caña para decorar.

ELABORACIÓN:

Lo primero que haremos será poner a calentar en una olla a presión el aceite de oliva. Partimos fina la cebolla y la sofreimos, añadimos los ajos laminados y las pechugas de pollo. Añadimos todas las especias (menos el perejil), damos un par de vueltas para que se integren todos los sabores, añadimos agua, sin llegar a cubrir del todo y dejamos cerrada la olla unos 15 minutos. Pasado éste tiempo, despresurizamos y sacamos las pechugas, el caldo que queda con la cebolla y las especias, Lo dejamos en el fuego hasta que reduzca un poco y le echamos los dos huevos batidos y el perejil cortado, removemos para que se integre todo. Mientras, hacemos trocitos las pechugas, tienen que quedar trozos pequeños  (yo lo hice con las manos... bien limpias). Añadimos el pollo a la salsa y lo unimos todo. No tiene que quedar nada de caldo, si quedara, podemos pasarlo por un colador grande, aunque a mi no me hizo falta.
Ahora preparamos la pasta filo. La que yo compré era cuadrada,  que viene mejor para lo que queremos hacer, la dividí en 4 tiras cada una y pincelé con mantequilla (que previamente había derretido en el microondas). Se pone una cucharada de relleno en un extremo y se van formando  los triángulos. Los ponemos en una bandeja de horno y metemos al horno, precalentado, a unos 180/200°. Se deja que se doren, unos 15/20 minutos y listo!!. Se sirven con azúcar glass y un hilo de miel de caña, aunque sólos están deliciosos también!!

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario