PUDIN DE AVELLANAS Y PANDAM AL MICROONDAS #retococinArte



Hola!!! Hoy nos toca cocinar para un reto que me encanta, el Reto CocinArte, en el que mi querida amiga María, del blog In my little kitchen, nos propone todos los meses una obra de arte y tenemos que hacer una receta, ya sea dulce o salada, que nos haya inspirado. Hemos aprendido mucho con sus cuadros, porque no sólo nos pone el cuadro en el que tenemos que inspirarnos, sino también información del autor/a, de la época en la que vivió y muchas cosas curiosas, es muy emocionante y hay que dar las gracias a María por acercarnos a estas maravillas.

He puesto cuadros... porque hasta ahora, nos había ido poniendo cuadros. Pero este mes nos ha sorprendido con un edificio, que por supuesto, algunos son auténticas obras de arte, como el que ha elegido estemes. Bueno, todo lo que hizo este arquitecto es una obra de arte, porque el edificio es la Casa Batlló de Antoni Gaudí. 
Gaudí era un genio, con una imaginación desbordante y que plasmó en sus creaciones. Tenía el don de proyectar en su mente sus obras antes de hacerlo en planos, e incluso prefería hacerlo con maquetas tridimensionales.

La casa Batlló enamora, como todo lo de Gaudí. os dejo la referencia que pone wikipedia sobre ella, yo creo que no sabría describirla bien.

"La Casa Batlló es un reflejo de la plenitud artística de Gaudí: pertenece a su etapa naturalista (primera década del siglo XX), periodo en que el arquitecto perfecciona su estilo personal, inspirándose en las formas orgánicas de la naturaleza, para lo que puso en práctica toda una serie de nuevas soluciones estructurales originadas en los profundos análisis efectuados por Gaudí de la geometría reglada. A ello añade el artista catalán una gran libertad creativa y una imaginativa creación ornamental: partiendo de cierto barroquismo sus obras adquieren gran riqueza estructural, de formas y volúmenes desprovistos de rigidez racionalista o de cualquier premisa clásica."

Estuve mucho tiempo dando vueltas a qué hacer para el reto, siempre pienso que no puedo estar a la altura, y con Gaudí, ese sentimiento es mayor, pero quien no lo intenta, siempre fracasa. Por eso, después de leer un artículo muy interesante, de Ana Mª Ferrín, que nos puso María, pensé en esta receta. 

En el artículo se habla de lo que las costumbre de Gaudí en la mesa, de lo que le gustaba comer. Era un hombre de gustos sencillos, a veces innovadores (tomaba yogurt cuando aún era una cosa muy nueva), y lo que me hizo decidirme, fue que al morir, en los bolsillo, se le encontró tan sólo un ejemplar de los evangelios, y un puñado de avellanas, porque los frutos secos le apasionaban.

Aparte dl sabor a avellanas que quería que tuviera, también quería que tuviera color, porque Gaudí es color. Si veis la foto de la fachada de la casa Batlló, veréis los colores verdes y azules. Por eso, pensé en usar mi nuevo juguete jeje, el extracto de Pandam, que aparte del sabor y el olor, que es muy penetrante (huele a avellanas), le da ese color verde tan bonito. Si no tenéis pandam, pues nada, no le ponéis, el pudin está igual de bueno.

Si queréis saber más cositas sobre el pandam, podéis ver este rico Bizcocho de Pandam, que hice hace poco.     

Para el púdin, podéis usar cualquier sobra, ya sea dulce, como pan, yo usé una base de bizcocho que se me estaba quedando dura. 














INGREDIENTES:

- 5 huevos
- 1/2 l de nata líquida (o leche)
- 4 Cucharadas de azúcar
- 1 base de bizcocho (o magdalenas, restos de bizcocho, pan duro...)
- Un puñado de avellanas tostadas
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 cucharadita de Pandam
- Helado de Vainilla para acompañar (ésto es optativo, pero está taaaaaaan bueno jajaja)

ELABORACIÓN:

No parpadees, que ésto está hecho enseguida!!

Lo primero será triturar las avellanas,si tienes un procesador de alimentos, lo haces allí, sino, en el mortero, que es lo que he hecho yo.

Poner en un recipiente, todos los ingredientes, menos el extracto de pandam (y el helado, claro) y batir todo muy bien.

Echamos la mayoría de la mezcla en un recipiente apto para microondas, puedes caramelizar el fondo si quieres, yo no lo hice.

A la mezcla que nos queda, le echamos el extracto de pandam, removemos y echamos encima de la mezcla que ya está en el molde. Se supone que yo quería hacer unas vetas de color verde, pero tuve el fallo de echarle el pandam a mucha cantidad de masa y al final quedó un color homogéneo. Si tú no usas pandam, pues echas toda la mezcla de una vez en el molde.

Ponemos en el microondas 9 minutos a máxima potencia y una vez que suene el timbre, dejarlo dentro otros 5-10 minutos para que se acabe de hacer del todo.

Para servir, acompañamos de helado, el mío de vainilla y nueces de macadamia.


ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!!! UN BESO!!!


Comentarios

  1. Me has descubierto el pandam y estoy deseando probarlo, me ha encantado tu propuesta y el color...¡¡precioso!! Has estado más que a la altura. ¡¡Un beso enorme y muchísimas gracias por participar!!

    ResponderEliminar
  2. Y yo también dije ¿Pandam? tambien lo descubri hoy... Me encanta el color que tiene tu puding y tendré que probarlo para probar el pandam. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ahora mismo me voy a leer tu otra receta porque me he quedado intrigadisima con el pandam. El pudin te ha quedado muy gaudiniano.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  4. Me hace gracia porque aqui si que se utiliza en un bizcocho muy tipico de indonesia con ese color asi que creo que lo encontrare! Es precioso, te ha quedado maravilloso de forma y de color, me chifla!

    ResponderEliminar
  5. Te quedó precioso y ademas ese pandam me está apeteciendo mucho, te vi el bizcocho y ahora puding uhmmmmm besinos

    ResponderEliminar
  6. pero tu te has propuesto que acabemos con la existencia del pandam o que, mira que no tengo pensado ir al super chino..... lo mismo la semana que viene busco hueco jejejej cual es la proxima cosita que nos enseñas con esta delicia verde? jejeje encantada de pasar pro tu cocina, beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares